LAS VÍCTIMAS DEL DELITO

Las víctimas de la trata de personas pueden ser hombres, mujeres, niños, niñas y adolescentes, aunque en base a las estadísticas se puede afirmar que la mayoría de las víctimas son mujeres jóvenes y adolescentes o cabezas de familia.

Las personas que han sido bruscamente abusadas durante la trata, pueden adquirir enfermedades de transmisión sexual; contraer el VIH / Sida; y, en el caso de las adolescentes y mujeres, ser víctimas de abortos forzados.

Otras consecuencias en la víctima pueden ser la adicción a los fármacos y drogas, así como al consumo de alcohol.