08 Mar

Boletín: A un año de la tragedia del hogar seguro, #NosDuelen56

Han pasado 365 días de la tragedia del Hogar Seguro “Virgen de la Asunción” y, aunque hay un proceso judicial abierto y personas ligadas a proceso; de parte del gobierno central no se han tomado acciones concretas, oportunas ni eficaces para la protección integral de la niñez y adolescencia guatemalteca, vulnerada en sus derechos fundamentales y cuya protección es obligación por parte del Estado y sus instituciones.

Con una tragedia de tal magnitud, en donde estas niñas y adolescentes sufrieron violencia sistemática de parte del Estado, lo cual las llevó a la muerte; a la fecha queda de manifiesto la incapacidad de un Estado que les dio la espalda y que fue incapaz de transformar un sistema colapsado e ineficiente a un sistema de protección integral, con enfoque de derechos y género,  como tantas veces la Comisión Internacional de Derechos Humanos   le ha recomendado al estado de Guatemala.

La insensibilidad y la falta de empatía hacia la niñez y adolescencia víctima por parte de funcionarios y personal de la institucionalidad del Estado, hace que se tomen medidas que privilegian la institucionalización privando de su libertad a las víctimas con la excusa de protegerlos y revictimizándolos permanentemente con procesos deshumanizantes.

Por lo anterior, exigimos una reacción seria por parte del Gobierno y acciones concretas y la implementación de un sistema de protección eficiente y eficaz con recurso humano especializado y con los recursos presupuestarios suficientes para dar la protección y restitución plena de los derechos inalienables de la niñez y adolescencia.

Es urgente y prioritario que las víctimas, en especial las niñas y adolescentes, sean atendidas de manera integral y ser asumidas como sujetas de derechos y no como objetos de protección. Mientras no exista un sistema integral y con enfoque de derechos, las niñas no pueden seguir llegando a estos “hogares seguros”.

ECPAT Guatemala demanda avances en el proceso investigativo y judicial que está abierto a raíz de la muerte de las 41 niñas y los daños físicos que sufrieron otras 15.   La investigación ha sido lenta y el caso no ha avanzado como debiera.  Por lo mismo, exigimos un avance claro, que se sentencie a los culpables y se dé el resarcimiento a las familias de las víctimas.

Por último, apoyamos y respetamos a las 56 valientes que exigieron  sus derechos, ya que no estaban dispuestas a sufrir maltratos, abusos ni vejámenes y que decidieron hablar 24 horas antes de la conmemoración del día de la mujer. y   recordamos con mucho dolor a las 41 fallecidas, a quienes el Estado brutalmente dio muerte el 8 de marzo del 2017, día de la mujer.

#NosDuelen56

Imágenes tomadas de Acción Global.

Imágenes tomadas de Acción Global.