18 Apr

Matrimonio forzado

Matrimonio forzado es un matrimonio en el que una parte o las dos partes son casadas sin su consentimiento o en contra de su voluntad. Un matrimonio forzado difiere de un matrimonio concertado, en que las dos partes consienten en la asistencia de los padres o una tercera parte (como una casamentera) en identificar a la esposa o al esposo. El matrimonio forzado sigue siendo practicado en partes de Asia del Sur, Asia Oriental y África y entre los inmigrantes de estas regiones en los países Occidentales. Algunos estudiosos objetan el uso del término “matrimonio forzado” porque invoca el lenguaje de consentimiento legitimo usado en el matrimonio (como esposo/esposa) y por experiencia esto es precisamente lo opuesto.1 Existe una alternativa de variantes, incluyendo asociación conyugal forzada y esclavitud conyugal.2 3

Las Naciones Unidas ven al matrimonio forzado como una forma de violación a los derechos humanos, ya que viola los principios de libre elección y autonomía de los individuos. La Declaración Universal de los Derechos Humanos afirma los derechos de la mujer a elegir un esposo y entrar libremente en el matrimonio esto es central para su vida, dignidad e igualdad ante la ley como ser humano.4 La Iglesia católica ve al matrimonio forzado como motivo para pedir la anulación — para que un matrimonio sea válido las dos partes deben dar el consentimiento libremente. La Convención suplementaria para la abolición de la esclavitud también prohíbe el matrimonio sin el derecho de poder refutarlo independientemente de los deseos de los padres, la familia y/u otras personas5 y requiere el mínimo de edad para el matrimonio.6